Dr. Juan Gabriel López Ochoa, director de la UPN Tijuana. (Der.)

El doctor Juan Gabriel López Ochoa, director de la UPN Tijuana, asegura que en estos tiempos de contingencia sanitaria se requiere trabajar con los universitarios bajo una lógica de reflexión y no de información a la distancia para lograr un aprendizaje significativo desde una mirada distinta de la práctica docente y del proceso educativo.

Al considerar que “los procesos educativos seguirán a distancia mientras no nos avisen que sean presenciales”, dijo que el docente y estudiante requieren ubicar el espacio virtual como un medio, no como un fin, que no están en aula sino que ambos están en casa, no frustrarlos con tareas generando espacios de reflexión virtuales.

En entrevista, Juan Gabriel López Ochoa, director de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN Tijuana)–cuya responsabilidad que asumió en 2019–,  refirió que en la institución a su cargo “nos estamos preparando para generar actividades extracurriculares para fortalecer su formación,  preguntas y respuestas formuladas por el msn de  Facebook que no suple la entrevista presencial, pero ofrece otras ventajas que cada vez se pueden mejorar, donde las interrogantes se complementan también con textos”.

“El reto es lograr generar procesos educativos diversificados y diferenciados en donde ningún estudiante se quede atrás sin ser atendido, menos los que no tienen acceso a Internet y los docentes que necesitan actualización en uso de las tecnologías”, mencionó .

López Ochoa, recuerda cómo entra a la docencia y cómo llegó a esta ciudad fronteriza a más de 2 mil kilómetros desde Colima, su estado natal “Soy economista de formación y trabajé un año en una consultoría que evaluaba programas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) para invertir en el campo.

Una vez que terminé la carrera, busqué una beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para estudiar una maestría y concursé para hacerla en el Colegio de la Frontera Norte (Colef) con sede e instalaciones en Tijuana, y fui beneficiado”, comentó.

Con respecto a los efectos de la actual pandemia, dijo que primer lugar muchos estudiantes, sobre todo los de primeros semestres, no estaban acostumbrados a tener clases virtuales, y ese fue su primer impacto. Segundo, la psicosis y el miedo a la situación lo evidenciaron en las sesiones virtuales y requirieron de apoyo psicológico.

Tercero, se tuvo que fortalecer el acompañamiento tutorial porque  algunos docentes no logran desarrollar primero las habilidades docentes, segundo desarrollar adecuaciones curriculares y la tutoría fue una estrategia adecuada para acompañar a los estudiantes, porque la idea era que ninguno se quedara sin tener la atención.

Cuarto, una vez implementado lo anterior, se generó una red de apoyo para que motivaran a los estudiantes para que no hubiera bajas o rezago. Para ello, se estaban generando periódicamente reuniones entre el cuerpo directivo, coordinadores de programas y áreas para fortalecer todas estas acciones

Y quinto, apoyaron la economía de los estudiantes y de sus familias, implementado un  50% de descuento en colegiatura, acción que sigue para próximo ciclo escolar.

Con relación al aprovechamiento de tecnologías de la información en este proceso que obliga a la educación a distancia por la pandemia, apuntó: Primero, no hay una educación para la salud; Segundo, el mismo sistema debe fortalecer la inteligencia emocional, para que en caso de esta situación podamos manejar mejor las emociones;

Tercero, falta de manejo de las tecnologías; Cuarto, trabajar bajo una lógica de reflexión y no de información a la distancia para lograr un aprendizaje significativo; Quinto, desescolarizar el proceso educativo con la idea de generar aprendizaje desde casa, esto requiere una mirada distinta de la práctica docente y del proceso educativo. Y sexto, que el docente y estudiante ubique el espacio virtual como un medio no como un fin, que no están en aula sino que ambos están en casa, no frustrarlos con la tarea sino generar espacios de reflexión virtual.

“La motivación que podemos trabajar desde los docentes es la extrínseca, y esa tendrá que ser desde la apatía con la situación actual, reflexionar desde lo que se vive actualmente, trabajar sobre lo aprendido de esta situación y llevarlos a proceso educativa más lúdico y creativos.

“La motivación intrínseca se apoyará desde la red de apoya que comentaba anteriormente, el departamento de tutorías y psicopedagógico estarán ahí para estar acompañando y motivando al igual que los docentes”, indicó.

El doctor López Ochoa refiere que los procesos seguirán virtuales mientras no les avisen que sean presenciales.

Sostiene que los procesos seguirán virtuales mientras no les avisen que sean presenciales, porque entonces se pueden manejar dos procesos: uno virtual y luego modelo híbrido, cualquiera de los dos o los dos en el ciclo de agosto a diciembre”.

“Los estudiantes no saben quedarse sólo con lo básico, como ocurre en lo presencial y más que nunca ahora existen muchas bibliotecas virtuales donde se puede consultar cualquier área del conocimiento, pero esto depende de la cultura de cada estudiante. Porque si no, con la pandemia, la lectura es básica en todo proceso formativo y después de ello, el detalle que en nuestro país tenemos un índice de lectura bajo en estudiantes universitarios, y esto repercute aún más en estos días en procesos virtualizados”.

Al opinar en relación a la calidad educativa, dijo que sí se verá afectada con el método virtual, en lugar del presencial, es subjetivo. “La calidad se mide después de que egresen y aún no se puede medir con la situación. Ahora lo que sí se puede evidenciar es la capacidad de generar procesos educativos virtuales, y en ese sentido si afecta la formación de los estudiantes”. agregó.

“El reto es lograr generar procesos educativos diversificados y diferenciados en donde ningún estudiante se quede atrás sin ser atendido. No basta con tener conectividad, porque sólo cubrimos la cobertura. Lo ideal es que aquellos que no tienen el acceso al Internet logren ser atendidos desde otra manera. El gran reto es que los estudiantes sin acceso al internet y aquellos docentes que no cuenta con los medios tecnológicos, sean apoyados por el sistema educativo”, externó el director de la UPN Tijuana.

Subsedes de la UPN Tijuana en Ensenada y San Quintín

Oferta Educativa:

Licenciatura en Intervención Educativa, Licenciaturas en Nivelación Preescolar, Primaria, Secundaria Media Superior, Licenciatura en Psicología Educativa, Licenciatura en Educación e Innovación Pedagógica; Maestría en Educación Básica, Maestría en Educación Media Superior, Maestría en Educación Práctica Docente y Doctorado Regional en Desarrollo Educativa con Énfasis en la Formación de Profesores Diplomados  en Habilidades Docentes, Diplomado en Lengua de Señas para la Integración de Sordos en Educación Básica, talleres sobre la atención de la violencia de género, taller para la Intervención educativa de niños de la calle.

UPN Tijuana: 40 años atendiendo al magisterio y a los profesionales en la educación en la Zona Costa de Baja California.

Matrícula: 490 estudiantes, 200 estudiantes aproximadamente por ingresar al siguiente  cíclico

Semblanza

Juan Gabriel López Ochoa

Economista de formación por la Universidad de Colima y Maestría en Desarrollo Regional con Especialidad en Política Pública por el COLEF, se incorpora en el 2002 a la planta docente en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), unidad 022 Tijuana, para coordinar la capacitación de los docentes que se integraban a la nueva oferta educativa, Licenciatura en Intervención Educativa.

A partir de esta experiencia se integra a la función docente y encontró una motivación por ejercer la docencia, despertando una necesidad y responsabilidad en adquirir habilidades para fortalecer su práctica docente. 

En este proceso, llega la oportunidad de estudiar el Doctorado en Educación en la Universidad Iberoamericana Tijuana.

De manera paralela se presenta la oportunidad de ser parte de un equipo de docentes UPN Tijuana, de expertos sobre la integración educativa del Condado de Burbank, Los Ángeles y de APSOR una asociación de sordos  en Tijuana para conjuntar esfuerzos y conocimientos para diseñar el Diplomado en  Cultura y Lengua de Señas Mexicanas.

Con esta experiencia surge la necesidad de aprender la Lengua de Señas Mexicana y de ingresar al doctorado con el proyecto de investigación denominado “Integración Educativa de Jóvenes Sordos en Secundaria”  y que se desarrollo en una escuela secundaria  publica donde integran jóvenes sordos y fue a través de esta inquietud lo que hoy le permite abordar temas sobre docencia, estrategias de enseñanza-aprendizaje, práctica docente e integración educativa de jóvenes sordos. Actualmente se desempeña como Director de la UPN Tijuana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here